10 may. 2014

BEATRIZ FIGUEROA

Hoy el artículo semanal de Manolo Rivas en el país se refiere a ella http://elpais.com/elpais/2014/05/09/opinion/1399656728_547028.html. Yo he tenido la inmensa suerte de poder participar en su iniciativa, a la que me referí en este blog el pasado 29 diciembre. El tema es obvio: tiene cáncer –bueno, puede que se esté curando-, pero el sistema económico de Seguridad Social se ha despreocupado de ella, una vez que ha consumido las prestaciones contributivas. Y ahora está en manos de la asistencia social, con esos 426 euros al mes de los cuales ha de detraer ese 40 por 100 de cuota de medicamentos. Ha solicitado la incapacidad permanente, pero se la han denegado y le han señalado fecha de juicio para octubre de 2014, es decir, 13 meses después de presentar la demanda. Mientras tanto, ha iniciado esta extraordinaria recogida de firmas, al tiempo que se ha desestimado una proposición no de ley presentada por la parlamentaria del BNG Olaia Fernández Davila.

Beatriz es el ejemplo de una esperanza de recuperación de la salud, pero a la vez de los problemas que luego se arrastran: pérdida de la carrera profesional, inadecuación del sistema de Seguridad Social, estigmatización pública como enferma –y como discapacitada, a ver si se enteran de una vez nuestros tribunales-. La proposición de ley pretendía recordar ese compromiso de 1997 de objetivar la incapacidad permanente a fin de concedérsela a todas las personas diagnosticadas de carcinomas. Yo no sé por qué eso es inviable. Sobre todo en una época en la que se producen tantas revisiones de la incapacidad permanente por supuestas curaciones. Una incapacidad permanente es revisable, una vez que se verifica que el enfermo se ha curado. Y punto. Y, por desgracia, hay pocas cosas que ofrecen tanta inseguridad como la curación e un cáncer, al menos por ahora. Por eso, el concepto de incapacidad permanente encaja como un guante.

Por lo demás, la iniciativa pretendía mantener la reserva del puesto de trabajo y establecer un derecho de asimilación a período cotizado de la incapacidad permanente durante el cáncer. Sin duda, era deficiente técnicamente, pero podía mejorarse y adecuarse en su tramitación. Para eso están sus señorías. Pero era una propuesta razonable y viable, como expresaron tantas personas de diferentes sensibilidades.

Que no se haya tenido en cuenta en sede parlamentaria es una manifestación más del embrutecimiento de la política. Pero aún hay tiempo. Hoy he vuelvo a tener la seguridad de que saldrá adelante. Hoy es la segunda vez que he llorado por este tema, al leer a Manolo Rivas defender a Beatriz. La primera fue cuando ella, con sus magros 426 euros, me regaló por Navidad unos dulces. Sin duda, los euros peor utilizados de todos.

Estas letras las leerá muy poca gente, como es lógico. Pero tal vez toque alguna tecla distinta, de casualidad. Hay que sacar este tema, en nombre de todas las personas enfermas de cáncer. Ahora, habrá que preparar una gran manifestación pública para el día del juicio de Beatriz. Aunque seguro que el órgano judicial entenderá bastante mejor el problema de cómo lo ha entendido sus señorías diputados hasta ahora.

4 comentarios:

  1. Fantástica labor!!! BEA consiga o no todos los objetivos a luchado por muchas personas y lo sigue haciendo. Que no sea tarde para k nos demos cuenta. A por las 500000 ya!!!

    ResponderEliminar
  2. La Lucha de Beatriz, es un ejemplo a seguir. Ante la incomprensión de la Administración y para contrarrestar este Genocidio Social, provocado por los recortes antisociales del Gobierno del PP, estoy plenamente de acuerdo en preparar una gran manifestación pública, para el día del juicio de Beatriz.

    ResponderEliminar
  3. Todo mi apoyo a Beatriz y a todos los niños,jovenes,adultos etc...Fuerza y hay que seguir luchando por este derecho.Besos.

    ResponderEliminar
  4. Desde el punto de vista de una persona con una situación por enfermedad que me pone en una posición en la sociedad por necesidad y precariadad similar mi agradecimiento a alguien que de una manera generosa e incluso sobrehumana y lo se por experiencia ya que yo intento imitarla pero no me llega la fortaleza mental para realizarlo ya que como hombre también te dejas ir por las apetencias mundanas, o sea, lo dicho, ¡GRACIAS! Beatriz y un besazo y a estos periodistas y escritores que han sabido ver la debillidad y desprotección de un colectivo de personas que por mala suerte les ha cambiado toda su expectativa personal y a diferencia de las grandes empresas de difusion que sólo buscan el impacto y la demagogia un abrazo asi como mi agradecimiento

    ResponderEliminar

Os comentarios son benvidos neste blog, xa que o seu obxectivo é ser un punto de encontro e de diálogo co autor. Podes deixar a tua opinión, que pode non coincidir coa miña, pero sempre con cabeza. Os comentarios destructivos ou que falten ó respecto dos participantes no blog serán eliminados.